ESPÍAS EN EL FONDO DEL MAR

CATALINA BAUER
05 AGO - 10 SEP 2016

Exposición Anterior

La exposición Espías en el fondo del mar reúne obra gráfica y textil, dos medios que han sido recurrentes en la obra de Catalina Bauer, quien presenta su tercera exhibición individual en Die Ecke Arte Contemporáneo.

Durante el último trimestre del 2014 y el primero del 2015 Bauer realizó una residencia en Leipzig, Alemania, donde paralelamente a un proyecto audiovisual, de video performance, la artista desarrolló varias series de dibujos en diferentes soportes y una serie de pequeños tejidos hechos con un cordel de algodón encontrado en el mercado local, el que destorcía y separaba en finas hebras para tejer utilizando los delicados hilos que componían el utilitario cordel.

Tejer y dibujar es una práctica recurrente para esta artista, no solo como un medio de expresión, sino como un ejercicio constante en el que el hacer y el pensar se funden. Es entonces a partir de éstos trabajos anteriores que surge este nuevo cuerpo de obra.

La exposición está compuesta por tres series de trabajos, definidos a partir de tres materialidades distintas. Lo textil cambia de escala y crece considerablemente. Para eso en vez de pitilla de algodón esta vez son utilizadas cuerdas de barco usadas. Las cuerdas o espías en castellano antiguo, tienen cinco centímetros de diámetro y son desarmadas en los extremos para tejer con los más de cien hilos que la componen objetos que parecen ser atuendos pertenecientes a alguna cultura anterior.

Junto con los tejidos hay dos grupos de trabajos gráficos, uno está compuesto por una serie de pequeños esgrafiados, es decir, dibujos hechos raspando una capa de tinta negra para dejar a la vista una superficie cobriza metalizada que brilla e ilumina las imágenes que en conjunto parecen querer armar un relato, pero que tienden a desviarse y abstraerse. La otra serie de obra gráfica sirve para componer un gran mural hecho con pliegos de papel manchados con alquitrán diluido en agua, un sistema de impresión que ya antes la artista había utilizado y que se asemeja a la técnica del marmoleado dejando a la vista una amplia gama de tonos negros y dorados que esta resina puede dar.

Tanto materialidades como técnicas implican un sentido que se va revelando a medida que las obras se hacen y hasta el momento que se instalan en el espacio de la galería. Espías en el fondo del mar sugiere la intención de querer comprender algo que se ha ido abordando más bien a tientas. Algo que creemos conocer pero que es difícil de ver con claridad.