EL PINTOR BOHEMIO

DIEGO HERNÁNDEZ
2011

El título de esta muestra tiene una doble lectura, es, en primera instancia un chiste, una burla al cliché arquetípico del artista y sus modos de vida caracterizados por la impostura ridícula y romántica del ‘artista bohemio’. El cual es imaginado con supuestas auras y cuantos tintes sean necesarios: de inocencia, de compromiso, de sabiduría, de alta mirada, etcétera.

En una segunda instancia, estas características apropiadas por Hernández delatan y promulgan la obra y su trasfondo, que lejos de presentarse como pinturas decorativas, problematizan tanto la historia de la pintura, como los referentes de la identidad nacional.

La exposición consta de tres pinturas de gran formato y una serie de pequeñas pinturas en esmalte y óleo sobre tela preparadas especialmente para esta muestra. Junto a ellas el artista propone una serie de dibujos que intervienen una serie láminas del Atlas de Claudio Gay.