HCO

RODRIGO GALECIO
30 ABRIL - 05 JUNIO 2010

Exposición Anterior

La exposición ‘HCO’ del artista Rodrigo Galecio en Die Ecke Arte Contemporáneo reivindica y reflexiona, visualmente, sobre la obra de Carlos Ortúzar quien ha sido uno de los principales exponentes de la abstracción concreta en Chile.

Mediante el uso de un lenguaje estrictamente constructivo, este artista contribuyó de forma significativa, por precursora, a un pensamiento sobre el rol del arte en el espacio público y, también, en la enseñanza misma del arte.

La muestra ‘HCO’ propone realizar un diálogo con el trabajo de Carlos Ortuzar a través de tres obras.

La primera obra está formada por una serie de 24 collages hechos con lápiz grafito, bolígrafo, cartulina española y papel vinilo autoadhesivo sobre papel milimetrado. El propósito de trabajar una serie de collages tiene que ver con el principio constructivo que encierra esta técnica, en el sentido de que las partes y materiales con las que se construyen se ligan según un principio aditivo y no sustractivo, aspecto fundamental del lenguaje plástico (constructivo) de Ortúzar.

La segunda obra consiste en una fotografía recortada y enmarcada de modo que el marco le confiera un carácter volumétrico. Esta fotografía corresponde al volumen que Ortúzar ubicó en el atrio de acceso al edificio de la IBM en Avenida Providencia y que constituye el referente directo del trabajo que se exhibe en esta ocasión.

La tercera obra está organizada a partir de tres volúmenes de madera, pintados blancos y de pequeño formato, los cuales, han sido construidos, también, a partir de la adición de los elementos que los constituyen. A su vez, éstos se sitúan sobre un plinto triple de cartón piedra cuyo diseño íntegro, entendido como composición plástica, constituiría un distanciamiento sutil respecto de las condiciones de presentación de la escultura tradicional.

De acuerdo con estas descripciones y principios generales, uno de los aspectos fundamentales que se plantea rescatar en la exposición, a propósito de la obra de Carlos Ortúzar, es el carácter marcadamente estético de su trabajo y la abstracción. Esto sería importante en cuanto que lo que se busca, entre otras cosas, es reflexionar plásticamente sobre la raíz misma de lo que por estética se entiende: la estesia, es decir, todo aquello que tiene que ver con los sentidos y la percepción. Esto, por medio de ejercicios en los que se enfatizan, justamente, la materialidad con que se hacen, el color y los procedimientos técnicos por medio de los cuales se da forma a un trabajo de arte y que, en fin, lo vinculan con una determinada tradición.